Estás aquí: Portada > Tu siervo escucha

Mientras los bendecía... fue llevado al Cielo

{id_article}|

En los grupos de adolescentes, cuando se plantean la Confirmación, surge la añoranza de Jesús, el deseo de "ver y estar" con Jesús, de participar en alguna reunión con Él, de tomar algo con Él. Es un momento complicado porque, como los Apóstoles en este día de la Ascensión, deben llegar a experimentar más la cercanía de Jesús que su ausencia.

Tres son los mensajes que pueden ayudarnos a aceptar esta cercanía nueva de Jesús, que "ascendió a los cielos y está sentado a la derecha del Padre":

1.- No olvidemos su despedida en la última Cena: Su unión con el Padre le lleva a encarnarse, a pasar haciendo el bien, a lavar los pies, a ser modelo de amor y de servicio, a enseñarnos a intimar con el Padre en la oración... "Me voy y vuelvo a vuestro lado; el Espíritu será quien os lo enseñe todo; vuestra tristeza se convertirá en gozo; el que me ama guardará mi palabra, el Padre le amará y vendremos a él y haremos morada en él". Sólo desde el corazón podemos entablar el diálogo leal con Jesús y experimentar que vive en nosotros.

2.- Jesús habla frecuentemente del Cielo en su vida pública: se presenta a sí mismo como "Pan del cielo"; une el Reino de Dios que se inicia aquí con el que va a llegar a plenitud en la casa del Padre: "Hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo". Su Espíritu nos comunica la sabiduría: no tenemos morada permanente aquí; ahora vemos como en un espejo... en el Cielo "le veremos tal cual es".

3.- Si Jesús, que es nuestra Cabeza, asciende a los cielos, nos marca el destino a todos los miembros de su Cuerpo. Somos sus discípulos y estamos urgidos a seguirle; no podemos permanecer en la tristeza ni en la añoranza; levantar el corazón y ascender es perdonar, vencer un egoísmo, escuchar al que piensa y es distinto. Ascender es sentarse con Jesús y los hermanos a la mesa del Pan de Vida. Ascender es no depender del dinero sino de la Providencia. Ascender es curar a los enfermos, ayudar al parado, comprometerse con la causa de la justicia. Ascender es contagiar la fe con alegría y dar a conocer a Jesús.

Que no vivamos paralizados "mirando al cielo" sino arremangados y apasionados construyendo el Reino, dóciles al Espíritu.

Jaime Aceña Cuadrado, cmf.

Viernes 10 de mayo de 2013, por Parroquia Nuestra Señora del Espino


Agenda
« julio de 2018 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
Próximamente...