ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERA ACTIVA

Queremos ser un lugar de encuentro y acogida donde poder compartir los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de todos.

ADVIENTO, TIEMPO DE ESPERA ACTIVA

Un año más queremos vivir el Adviento desde el acercamiento a las realidades de justicia social que azotan nuestro mundo. 

La población en España está creciendo a un ritmo inédito en la última década gracias a la inmigración. Uno de los desafíos emergentes, para la concepción clásica de la ciudadanía, es la gestión de la diversidad cultural, en particular, de la procedente de la inmigración internacional, un fenómeno de naturaleza compleja que en las últimas dos décadas ha protagonizado un avance sin precedentes en nuestro país. Sin duda, el incremento de la desigualdad entre países ricos y pobres, uno de los aspectos en los que se manifiesta la globalización económica, es un factor que incita a grandes colectivos de individuos a huir de las condiciones de miseria e inseguridad en que se encuentran, emigrando hacia otras regiones del planeta, en busca de un mayor bienestar social y económico. A estos grupos se les añaden los desplazados por razones de catástrofes naturales y conflictos armados.

Este año centrados en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10: Reducción de las desigualdades.  La Agenda 2030 reconoce que todos los migrantes, mujeres, hombres y niños, forman un grupo vulnerable que requiere protección, y los reconoce también como agentes de desarrollo, y establece que se refiere a todo tipo de migración, incluido el desplazamiento. La referencia central a la migración se inscribe en la meta 10.7 del Objetivo “Reducir la desigualdad en los países y entre ellos”, que insta a “Facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas”.

Os animamos a descargaros los materiales y difundirlos entre amigos/as, compañeros/as y conocidos/as que quieran prepararse de una manera activa esperando la venida de Aquel que nos salva, a todos sin importar razas, religión o procedencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *